El futuro de la Dehesa se decide en Europa y también en España

El futuro de la Dehesa se decide en Europa y también en España

La dehesa, sistema ganadero en el que especies arbóreas como alcornoques y encinas conviven con especies arbustivas, pastizales y tierras de labor con el fin de proporcionar alimento al ganado.

La consideración unas veces como tierras de labor y otras como tierras de pastos permanentes hace difícil su encaje dentro de las Políticas Agrarias Comunitarias (PAC). Así para los derechos de pago se suman las distintas categorías que la componen descontando encinas, alcornoques y matorrales bajos por considerarlos superficie forestal, quedando esta categoría fuera de las ayudas de la PAC al no ser superficies agrarias. Este ajuste es conocido como Coeficiente de Admisibilidad de pastos (CAP).

A la hora de calcular los derechos de pago básico hay tres categorías: las tierras arables, los pastos permanentes y los cultivos permanentes. Los cultivos permanentes como son por ejemplo almendros y olivos tienen una subvención para complementar la renta por poner un ejemplo el olivar durante la campaña de 2017 recibió una ayuda que según la región osciló entre 300 € y 700 € por hectárea.

A la hora de calcular los derechos de pago básico de la dehesa existe una clara diferencia puesto que ésta no consta como una categoría propia se calcula sumando las tierras arables y los pastos permanentes, siendo estos últimos la mayor parte de la dehesa la ayuda que se recibe por hectárea es de unos 60 u 80 euros. Para los propietarios asumir los costes anuales de mantenimiento es casi imposible, hasta el punto que se constata que son los propietarios cuyo medio de vida no es la dehesa los que la mantienen en condiciones óptimas al poder destinar el dinero de las ayudas (PAC) a su mantenimiento.

La Federación Española de la Dehesa (FEDEHESA), la Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León (FAFCYLE), la Asociación de Gestores de Dehesas de Extremadura (AGEDREX) y la  Plataforma por la Ganadería Extensiva y el Pastoralismo se han marcado dos claros objetivos:

1.- Eliminar el CAP para la dehesa.

2.- Lograr que la dehesa tenga la consideración como tal de categoría propia dentro de la normativa comunitaria, con lo que según estimaciones lograría que se lograse una ayuda en torno a los 150, 200 euros por hectárea.

El primero de los objetivos se ha conseguido logrando que se reforme el Reglamento Ómnibus aprobado por el Parlamento Europeo. Así el Real Decreto 27/2018 de 26 de enero reconoce a los árboles y arbustos como productores de alimentos de los animales.

Es por ello que la Federación Española de la Dehesa y sus organizaciones miembros ha solicitado al Gobierno de España que se reconozcan y corrijan los derechos de la PAC. En consecuencia, la administración está obligada a revisar el Coeficiente de Admisibilidad y aquellos productores que lo reclamen verán aumentado el número de hectáreas correspondiente en su expediente.

En el segundo de los objetivos es en el que las organizaciones centrarán toda su atención con el fin de lograr que sea sostenible y viable económicamente porque la dehesa es ejemplo de biodiversidad y un elemento en la lucha contra el cambio climático según la Unión Europea.

Leave a Reply

Your email address will not be published.